El líder del Frente Renovador fue muy crítico con el Gobierno y en su visita a la Granja de Abuelo, en la localidad bonaerense de General Mansilla, le reclamó a la AFIP que suspenda los embargos contra pequeñas empresas.

Con un escenario político dominado por la incertidumbre y la especulación, la imagen de Sergio Massa crece y lo coloca como la tercera vía electoral entre el kirchnernismo y Cambiemos.

El líder del frente Renovador por pedido de varios mandatarios provinciales como Carlos Verna, de La Pampa, y Juan Manzur, de Tucumán, desembarcó en el Consejo Federal de Inversión, y comenzó a tomar contacto con el "peronismo que gobierna".

"Destrozaron a la clase media. Destrozaron su poder de compra. Y nosotros vamos a defender a la clase media trabajadora que ellos destrozaron", afirmó puertas adentro.

Massa profundizó sobre el tema: "Macri ya le había mentido a las clases populares con la inflación, las jubilaciones y sacándole Fútbol para Todos. Pero, además, le mintió, y mucho, a la clase media".

Preocupado por la situación que atraviesan las PyMEs, impactadas por el ajuste económico, Massa visitó el establecimiento La Granja de Abuelo en el distrito bonaerense de Magdalena.

En el sector, sufrieron un aumento en las tarifas de energía del 800% desde que comenzó el gobierno de Cambiemos. El maíz para alimento 300%. Los minerales de complemento vitamínico 400% logrando que 1000 productores cierren sus instalaciones.

 

Allí afirmó que solicitó al equipo económico del Gobierno la suspensión por 180 embargos y ejecuciones de AFIP pidiendo que "suspendan los embargo. a las

Pymes

" y avanzar en cobrarle a quienes tienen propiedades de lujo en el exterior y bienes personales a los que tienen la plata afuera del país y a fondos de inversión de argentinos en el exterior que pagando el 1% de alícuota ayudarían a resolver los problemas de muchas pequeñas y medianas empresas y economías regionales.

 

 

Compartir

Comentarios