Según el INDEC, la actividad industrial cayó un 5,6% por ciento en agosto respecto del mismo mes del año pasado y la construcción, alcanzó un nivel de estancamiento, 0,8 por ciento en la comparación interanual.

La actividad industrial retrocedió durante agosto 5,6% en relación a igual mes del año pasado, y la construcción el 0,8%, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

El ministro de Producción, Dante Sica, reconoció que el sector industrial "es uno de los más afectados” por la volatilidad financiera y convocó durante esta jornada a gremios y empresarios “para analizar no sólo los temas de coyuntura sino también los de largo plazo".

El funcionario destacó "lo más importante para el Gobierno es mantener los puestos de trabajo y generar empleo de calidad" y que es necesario "establecer un canal de diálogo y una agenda de trabajo permanente".

Más allá de las declaraciones, lo cierto es que en medio de esta baja de la actividad industrial, que alcanzó al 0,8% acumulado en lo que va del año, las expectativas de los empresarios no son favorables, según el relevamiento hecho por el Indec.

A través de su encuesta cualitativa, el organismo dio cuenta que el 59,7% de las empresas anticipa que habrá una baja de la demanda interna hasta noviembre, 7,9% espera un aumento, mientras que el 32,4% restante prevé un ritmo estable.

Entre las firmas exportadoras, el 31,1% espera una suba en sus ventas contra 16,3% que vislumbra una disminución, mientras que el restante 52,6% no anticipa cambios hasta noviembre.

En tanto la actividad de la construcción retrocedió en agosto 0,8%, una baja que no fue mayor debido al sostenimiento de la obra pública.

Pero en este sector de la economía también las expectativas de los empresarios sobre el desarrollo a noviembre no son favorables, siempre de acuerdo al informe oficial.

Según la encuesta realizada por el Indec, entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 77,8% opinó que el nivel de la actividad disminuirá y 22,2% cree que no cambiará.

Quienes estimaron una baja la atribuyen a la caída de la actividad económica (30,8%), a los atrasos en la cadena de pagos (22,5%) y a la inestabilidad de los precios (20,7%), entre otras razones

Entre las empresas que realizan obras privadas el 63,6% prevé que el nivel de actividad del sector disminuirá durante los próximos tres meses, mientras que 27,3% estimó que no cambiará y 9,1% que aumentará.

Los que estimaron una baja del nivel de actividad durante los próximos tres meses la atribuyeron fundamentalmente a la inestabilidad de los precios (31,7%), a la caída de la actividad económica (26,7%) y a los atrasos en la cadena de pagos (17,1%), entre otras causas.

Compartir

Comentarios