JULIO 2018

                   Clasificación de los tributos: impuesto, tasa, contribución

El Estado administra y utiliza el dinero obtenido por medio de los diferentes tributos para sostener el gasto público y satisfacer las necesidades de la ciudadanía. En otras palabras, los tributos son las aportaciones que hacen los individuos para que la sociedad pueda funcionar.

Es necesario comprender, que cada uno y en su medida los tributos son importantes. Pero el lector de esta página deberá comprender, que el objetivo perseguido, en esta columna de opinión, es apelar a la conciencia colectiva del rol del municipio y la valoración que se debe asumir como contribuyente.

Por tal motivo, el concepto impuesto  se dejara de lado y se hará una breve descripción sobre las definiciones de Tasa y Contribuciones que es lo concernientes a los municipios:

 

  • Tasas: una contraprestación

La tasa es el ingreso monetario recibido por el Estado o un ente público en pago de un servicio público especial y divisible que beneficia directamente a quien lo paga, al mismo tiempo que beneficia a la sociedad en general.

 

  1. Administrativas: Aquellas cobradas por la prestación de un servicio administrativo, por ejemplo: Emisión de licencias y certificaciones; inscripciones municipales; entre otras.
  2. Por Servicios: Las cobradas por la prestación de un servicio público municipal.
  3. Por Uso Privativo (rentas y alquileres): Son todas aquellas que cobra la municipalidad por el uso de un bien de dominio o propiedad municipal, por ejemplo: uso del local

 

Principales Tasas:

  • Tasa General  Inmobiliaria  - Tasa Retributiva para Zonas de Chacras y  Quintas (*):

Forma de Determinación:

Se rige mediante la  división de los inmuebles en urbanos y no urbanos, pudiendo determinar distintas zonas en cada sector y fijar tratamientos diferenciales para cada uno de los Servicios organizados para cada uno de ellos, características y demás parámetros que los diferencian a los efectos del tratamiento fiscal.

Dividido en 4 Zonas: A,B,C, y D (*).

Estará constituida por la valuación fiscal de cada inmueble, determinadas de conformidad con las normas de la legislación catastral municipal o en su defecto la de carácter provincial y la aplicación de alícuotas progresivas o proporcionales.

Servicio que Remunera:

Barrido, riego, recolección de residuos y ramas, arreglo de calles, desagües y alcantarillas, reposición de lámparas de alumbrado público y otros.

 

 

 

  • Tasa por Servicio de Agua Corriente y Cloacas.

Forma de Determinación:

Porcentaje sobre la superficie edificada del inmueble.

Una proporción de la población abona por m3 consumidos (con lectura de medidor)

Servicio que Remunera:

Servicio de agua potable y desagües cloacales.

 

  • Tasa por Inspección Sanitaria, Higiene, Profilaxis y Seguridad.

Forma de Determinación:

El gravamen se determinará sobre la base de los ingresos brutos devengados durante el período fiscal por el ejercicio de la actividad gravada, es decir, por el rubro de la actividad comercial y la alícuota aplicable según Ordenanza Impositiva Anual.

Servicio que Remunera:

Registro y control de actividades empresariales, comercial, profesional, científicas, industriales, de servicios y oficios, y toda otra actividad a título oneroso. Servicios de preservación de salubridad, moralidad, seguridad e higiene

 

  • Contribuciones: (una obra específica: pavimento, cordón cuneta, cloacas, etc.).

Las Contribuciones Especiales son los tributos cuyo hecho imponible consiste en la obtención de un beneficio o de un aumento de valor de los bienes de los particulares como consecuencia de la realización de obras públicas o de la ampliación de servicios públicos.

 

Ahora bien, es importante aclarar que para las tasas, los importes son establecidos mediante una Ordenanza denominada Impositiva anual, que es  elaborada por el Poder Ejecutivo Municipal, remitidas al Honorable Concejo Deliberante para su tratamiento,  debate, corrección y aprobación para luego de aplicación al año  posterior en la gestión de su municipio. Y, para las contribuciones, basta con un Decreto del Departamento Ejecutivo, para su ejecución.

A modo de reflexión, los contribuyentes tienen que saber que así como es su obligación pagar estos tributos municipales, está en todo su derecho de exigir a la autoridades que le demuestren en que se invierte su dinero y precisamente, la morosidad se da en la mayoría de los casos porque la ciudadanía desconoce su influencia en la formación de valores, en el desarrollo de actitudes y conductas, para el mejoramiento de la calidad de vida individual y colectiva.  

Elio Nelson Fernández

Técnico Universitario en Gestión y Administración Pública.   UNER - Fceco

 

JUNIO 2018

El Contribuyente, en el Estado Municipal

Es el ciudadano (persona natural), empresa o institución (persona jurídica) que tiene una propiedad, y/o ejerce actividades económicas, por lo cual contribuye, ayuda o coopera con las funciones del Estado.

Como ciudadanos debemos tomar consciencia de la importancia del pago de las Tasas Municipales. El cumplir acarreará un beneficio común para la sociedad.

Siendo el contribuyente un ser humano, debe pertenecer a una comunidad y disfrutar de los beneficios que ésta tiene. Por ello, cuando se paguen los tributos en el monto y tiempo respectivo, todo contribuyente necesariamente percibirá que se podrán solventar los servicios públicos, se mejorará asimismo su funcionamiento. La Municipalidad  podrá dar un eficaz cumplimiento a los servicios dirigidos a la sociedad en general. Como ser,  recolección de residuos, recolección de malezas y escombros, barrido de calles, agua, cloacas, salud, etc.

            Es decir, consiste en cumplir de manera voluntaria, se refiere a que los contribuyentes deben, sin necesidad de coacción, verificar cada una de las obligaciones tributarias que les impone la Ley. Lo importante es que el contribuyente, en ejercicio de sus facultades, desea hacerlas. La coacción no debe intervenir aquí. Esto es aún extraño en nuestra sociedad.

            La única manera conocida de ver crecer y hacer que una ciudad tenga un presente promisorio orientado hacia un futuro alentador y así poder tener la oportunidad de contener a sus integrantes, es siendo solidarios y contribuyendo al progreso de la institución que brinda los servicios esenciales.

            Las gestiones pasan, se ponen todas las esperanzas en tal o cual personas, elegidas por el voto democrático, como así también en aquellos que son designados para estar al frente de determinadas áreas. Pero estos no podrán cumplir con sus plataformas y promesas electorales,  porque  la mayoría de los ciudadanos desconocen por falta de información, desinterés, etc. abonar al estado Municipal, por los servicios prestados.

             Es necesario despertar, dejar de tener los ojos cerrados, mirar con uno solo o simplemente mirar hacia otro lado, sino abrir bien los ojos con amplitud, tener en claro  que  cualquier municipio, funciona en base a  un presupuesto y este se convierte en una herramienta clave para la gestión pública, sirviendo a la planificación, programación, control, seguimiento y evaluación de las actuaciones municipales.

            Por lo tanto, nuestra sociedad debe entender que esta no es una mera  descripción de lo que se encuentra a partir de ahora,  es un análisis de la situación económica de los municipios conociendo sus gastos e ingresos a través de unos indicadores construidos sobre estos dos conceptos.

            Es llamativo y difícil de entender, los motivos que un sector de la sociedad, este determinada a no contribuir y a su vez exija al estado Municipal, el cumplimiento de los servicios en tiempo y forma. Sin antes hacer un mea culpa y/o reflexionar  que  la diferencia en los ingresos municipales por este concepto que representa en la práctica la capacidad de los gobiernos locales de proveerse a través del tributo de  las tasas municipales, para incrementar sus recursos propios para financiar los servicios a sus vecinos. Obteniendo así “La eficacia en la recaudación”.

Elio Nelson Fernández

Técnico Universitario en Gestión y

Administración Pública.

UNER - Fceco

 

Mayo 2018

Los Recursos Municipales: Aproximación al concepto

 

Decía Alexander Hamilton en “El Federalista”, en el año 1789 que “no hay gobierno sin rentas”“…Indefectiblemente, quien tiene a su cargo el Estado Municipal, para cumplir sus objetivos necesita obtener recursos económicos que le permitan llevar adelante todos los gastos que la tarea de gobierno implica. Recursos Económicos del Estado Municipal…” Seminario: Administración del Estado Municipal y las políticas públicas - Universidad Nacional de Mar del Plata.

 

Para entender en qué consisten los ingresos y egresos de un municipio,   hay detalles puntales a comprender el contenido de un presupuesto municipal.

 

a. Contenido de los presupuestos: ingresos

b. Principales fuentes de ingresos

c. Contenido de los presupuestos: gastos

d. Clasificación funcional de los gastos

e. Clasificación económica de los gastos

f. El endeudamiento del Municipio

 

Estos ítems se encuadran en lo establecido por la Ley 10027 Régimen Municipal – Capitulo IX -De la contabilidad y el presupuesto - Art. 132º: La contabilidad general deberá estar basada en principios y normas de aceptación general, aplicables al sector público.-

 

La sociedad, debe tener en cuenta que no hay una verdadera autonomía municipal,  si no reconocemos al municipio la capacidad de generación de recursos suficientes para el desempeño de sus cometidos. Las comunas no pueden subsistir ni funcionar con escasos recursos o si no tienen la posibilidad de establecer su propia tributación (es decir su propia generación de ingresos a través del cobro de sus tasas).

 

La Constitución de la Provincia de Entre Ríos, establece en el Artículo 243 que  El Tesoro Municipal está compuesto

 

1º. Lo recaudado en concepto de impuestos, tasas, derechos, contribuciones, cánones, regalías y demás tributos.

2°. Los ingresos percibidos en concepto de coparticipaciones provincial y federal.

3°. Las rentas derivadas de los actos de administración y el capital proveniente de la enajenación de sus bienes.

4°. El producido de las multas que imponga en ejercicio de sus competencias.

5°. Los empréstitos, operaciones de crédito, donaciones, legados y subsidios,

6°. Todo otro ingreso propio de la naturaleza y competencia municipal definida en esta Constitución.

Contemplado por la Ley Nro. 10027 (Capitulo: 4,  Artículo: 14)

A partir del mismo, los municipios sancionan anualmente su ordenanza tributaria, determinando los montos y alícuotas que por distintos conceptos deberán ingresar al fisco los contribuyentes.

Es extensa la explicación que se puede desarrollar, para explicar en detalle la composición de los recursos municipales. Por lo tanto de modo abreviado,  expondré su  estructura, para que el ciudadano, tenga una visión y comprensión de los mismos.

 

 Los recursos provenientes de la propia jurisdicción municipal son aquellos generados por la propia actividad de la institución municipal.

 

Estos pueden clasificarse en Ordinarios Corrientes:

Derivados: (Tributarios): emanan del ejercicio de la potestad tributaria del Estado.

Originarios: (No tributarios) del ejercicio del derecho de propiedad sobre bienes municipales o de tareas empresariales.

Extraordinarios: (de capital) los generados por  la propia actividad de la Institución municipal.

 

Además, están los recursos provenientes de otras jurisdicciones, son aquellos aportes al tesoro municipal originados en otros estamentos del Estado, sea nacional o provincial.

 

Es importante detallar los regímenes de coparticipación de impuestos provinciales y nacionales, comprendiendo la coparticipación de impuestos nacionales, la coparticipación de impuestos provinciales, la ayuda federal mediante subsidios y aportes del tesoro, los recursos con afectaciones específicas y el Fondo Federal Solidario (con el objeto de financiar obras de infraestructura).

 

Es conveniente aclarar, que los recursos con afectaciones específicas, que en los últimos años han sido utilizados con creciente frecuencia. Esos recursos bajan a los municipios para la ejecución de diversos programas (atención primaria de salud, deportes, viviendas, mejoramiento de asfalto, etc.).

Por lo tanto, es importante la rendición de cuentas, porque promueve la corresponsabilidad entre autoridades y población respecto a la gestión municipal, fortalece vínculos entre actores y facilita el ejercicio transparente de la gestión municipal.

En síntesis, la realidad que viven los municipios día a día, nos muestra que los mismos no pueden ejercer su libertad plena, su total autonomía, por tener dependencia financiera.

Elio Nelson Fernández

Técnico Universitario en Gestión y Administración Pública.

UNER - Fceco

Especial para www.diamanteradio.com

 

Abril 2018

El Estado Municipal y la construcción de políticas públicas

Definir clara y abarcativamente qué es un municipio, no es tarea sencilla, en virtud que las diferentes provincias, les confieren distintas características a sus municipios (jurídicas, territoriales, poblacionales), adoptando diversas formas de gobiernos locales. Así coexisten en nuestro país una diversidad de términos: partidos, municipios, comunas, distritos, comisiones municipales, para citar los más usuales.

Los Municipios al ser parte del Estado Nacional, están encuadrados dentro de un marco normativo, es decir, la Constitución Nacional, además para nosotros los entrerrianos nos rige  La Constitución de la Provincia de Entre Ríos, Ley 10027 Orgánica de los Municipios de Entre Ríos. Es un régimen político global y, al mismo tiempo, el de constituirse en el marco institucional más cercano a las comunidades. Ambas perspectivas deben ser tenidas en cuenta, si se pretende comprender el papel de los municipios

            Los gobiernos locales argentinos en las últimas décadas traspusieron profundas transformaciones en sus competencias, determinada, entre otros procesos por la reestructuración económica, descreimiento político, el desmantelamiento del Estado, del bienestar a escala nacional y provincial, que determinaron una creciente presión sobre los municipios para reasignar viejas funciones y desarrollar otra serie que hasta ese momento eran competencia de niveles superiores de gobierno.

            Teniendo en cuenta el análisis realizado por Braceli Orlando y Otros, ―Sistema Municipal Argentino con énfasis en los Municipios de la Provincia de Mendoza- Análisis comparado de su organización y estructura fiscal. “… los gobiernos locales a lo largo de los últimos quince años, se ha caracterizado la “evolución de los municipios” en tres grandes categorías, que responden a tres etapas:

1ª etapa: Municipios en la concepción tradicional: Desarrollo y mantenimiento de infraestructura urbana local - Pavimentación y reparación de calles - Mantenimiento de parques y recreación - Servicios generales urbanos - Recolección de residuos - Limpieza de calles - Alumbrado público – Servicio de Agua y Cloacas.

2º etapa: Municipios en la transición (mantienen los servicios prestados en la etapa 1ª pero incursionan en nuevas responsabilidades)  Servicios Sociales - Vivienda - Salud - Asistencia social - Seguridad (seguridad vial) - Justicia (justicia de faltas)

3ª etapa: Municipios en la sociedad moderna (mantienen las responsabilidades de las etapas 1ª y 2ª y asumen un nuevo papel como: Promotores del desarrollo económico - Incursión en nuevas formas de cuidado del medio ambiente…”

Como consecuencia,  el municipio debe cumplir con sus obligaciones y velar por el bien común y proporcionar a la población los servicios básicos que ésta requiere, necesita de recursos que provienen principalmente de los tributos pagados por los contribuyentes.

            Esta situación, genera un impacto negativo sobre los contribuyentes y los municipios. Los contribuyentes, se ven desalentados a cumplir con sus obligaciones tributarias porque no vinculan ingresos municipales con gastos en obras y servicios, mientras que los gobiernos locales, cuentan con escasos recursos para financiarlos como consecuencia de los bajos niveles de cobrabilidad de sus tasas municipales. Se crea entonces, un círculo vicioso, sólo posible de sortear con el auxilio financiero del gobierno provincial o nacional.

         Si analizamos dichos elementos, estos  son válidos para la relación entre las personas y los municipios. Dadas las circunstancias y el tiempo que transcurrimos, es necesario que se constituyan espacios de debate entre todos los actores de la sociedad,  para pensar y repensar políticas que sirvan para mejorar la calidad de vida, teniendo en cuenta, que los  municipios han asumido un rol preponderante a la hora de construir políticas públicas ya que son la línea del estado más cercana a los problemas y necesidades de los vecinos.

Elio Nelson Fernández

Técnico Universitario en Gestión y Administración Pública. -UNER - Fceco

 

Marzo 2018

La cultura de los tributos, un compromiso ciudadano y de bien común.

Sin ánimo de pecar de ser parcial o tal vez arbitrario, se pretende entregar en este momento, una definición que procure identificar con mayor nitidez a la conciencia tributaria; entendiendo a ésta como la “…interiorización en los individuos de los deberes tributarios fijados por las leyes, para cumplirlos de una manera voluntaria, conociendo que su cumplimiento acarreará un beneficio común para la sociedad en la cual ellos están insertados…”.(Mario Alva Matteucci)

 

En toda sociedad organizada y en primera instancia en un municipio,  es el lugar de origen y asentamiento primario, es donde  radica la relación indesligable con el funcionamiento del Estado.

Para ello, se debe tener en cuenta, que  si no existiesen los tributos (impuestos, tasas y contribuciones. En próximas ediciones, hablaremos más detalladamente sobre su  conceptualización y particularidades) tampoco existirían los Estados. Sin los tributos, los Estados no estarían en la capacidad de cumplir con sus metas y objetivos a nivel nacional, provincial y municipal. Las construcciones y servicios los puede garantizar el Estado, si es que logra recaudar recursos.

 

¿Por qué es importante tomar Conciencia Tributaria?

 

Cabe destacar que un porcentaje mayoritario de nuestros conciudadanos desconocen  la palabra “tributos”, “impuestos”, “tasas” “contribución” y por ende, esa información es indispensable para la formación de un buen contribuyente.

 

Como consecuencia de lo antes mencionado, es de interés desarrollar una Conciencia Tributaria que ayude a mejorar los conocimientos de las personas, mediante procesos de información, motivación, difusión para cada uno de los habitantes, con el fin de modelar los hábitos de comportamientos tributarios adquiriendo información mediante los diferentes medios de comunicación y todo el material de apoyo que contenga información clara y actualizada, alcanzando de este modo una gran “Conciencia Tributaria”.

 

Como escribiera el Economista y Periodista Tomas Bulat en su libro Estamos como Somos “… Es un cambio contracultural. Ser distintos para estar distintos. Claro que nada es fácil, cómodo ni agradable. De hecho es incómodo. Sin embargo, la gran ventaja es que, tarde o temprano, salís de la escena convertidos en una mejor persona y mejor ciudadano, y eso sin duda lleva a una sociedad mejor. El camino no es sencillo ni divertido, pero tampoco una pavada. No es un sacrificio, Solo requiere esfuerzo. Nada más ni nada menos…”

 

Ante compromisos claros y el acompañamiento de los contribuyentes  el municipio puede cumplir con sus obligaciones, velar por el bien común y proporcionar a la población los servicios básicos que ésta requiere, necesita de recursos que provienen principalmente de los tributos pagados por los vecinos.

 

No pueden llevarse a cabo políticas tributarias o fiscales verdaderamente eficaces sin contar con el acompañamiento de los ciudadanos, para ello, debe tomarse en cuenta el factor humano y social. Todas las normas y planificaciones tributarias corren el riesgo de ser estériles si no se presta la debida atención a la conducta de los ciudadanos, a su moral personal y colectiva, e incluso a sus ideas sobre el modo de organizar la convivencia. Por ese motivo es la importancia especialmente en aquellas sociedades aquejadas por una conciencia tributaria débil y un Estado poco funcional, factores que generalmente se ven acompañados y agudizados por situaciones de crisis de valores sociales que refuerzan la hipótesis del divorcio entre cultura, moral y ley.

Elio Nelson Fernández

Técnico Universitario en Gestión y  Administración Pública.

UNER - Fceco