Hoy es lunes 18 de diciembre de 2017 y son las 11:33 hs. ULTIMOS TITULOS: Se articulan esfuerzos para solucionar tratamiento y volcado de efluentes del parque industrial de Gualeguaychú / Vialidad mejora caminos productivos del norte entrerriano / Se entregaron aportes a bibliotecas populares por 2,3 millones de pesos / Con participación pública y privada, se creará el índice de actividad económica de Entre Ríos / Comenzó el debate para el proyecto de un nuevo Código de Contravenciones en Entre Ríos / La provincia expuso su compromiso por la lucha contra el trabajo infantil / La provincia continúa en la lucha contra la trata de personas / Bordet: "Mejor que decir es hacer" / Escuelas secundarias rurales compartirán jornadas recreativas / Nuevos vehículos para garantizar la prestación del servicio eléctrico / La provincia presentó capacitaciones para jóvenes dirigentes deportivos / Dictarán una clase abierta sobre trastorno del espectro autista en Paraná / Entrerrianos participaron de encuentro para referentes del Programa Bibliotecas Escolares / Trabajan un plan de emergencia y reconstrucción para localidades afectadas por inundaciones / Expondrán el padrón provisorio para el sorteo de diez viviendas en Aldea Santa María / Satisfacción del gobierno entrerriano por la primera exportación de naranjas entrerrianas a Brasil / Propuesta del Museo Histórico de Entre Ríos para las vacaciones / Entre Ríos participó de un encuentro del Consejo Federal Agropecuario / Convocatoria abierta para participar del certamen La Energía, un valioso recurso / Municipios y entidades entrerrianas se beneficiaron con fondos para la inclusión de las personas con discapacidad /

Desde hoy, una nueva columna de opinión se pone a consideración. TIERRA DE MÚSICOS nos dará la posibilidad de conocer música y músicos que reflejan la impronta de nuestro amigo Enzo Rodríguez. Como dijo Friedrich Nietzsche "La vida sin música sería un error" así que bienvenida la nueva propuesta. 

TIERRA DE MÚSICOS

 

 

TIERRA DE MÚSICOS

12 de noviembre de 2017

ATAHUALPA YUPANQUI  Segunda parte

 

“Allá en la maraña entrerriana, a tres leguas de Rosario del Tala, y a orillas del Río Gualeguay, me reencontré con la tierra, con el paisaje de mi niñez que la ciudad me había quitado…”, recordaría Yupanqui décadas más tarde… Pero el trovador no solo se reencontró en Entre Ríos con la tierra, sino también con el espíritu libertario que lo acompañaría toda su vida. Atahualpa participa, en 1932, en la llamada Revolución de Los Kennedy, aquella revuelta encabezada por estos hermanos de La Paz, cuyo objetivo era devolver al gobierno al presidente constitucional Hipólito Yrigoyen, quien había sido derrocado dos años antes por el golpe militar encabezado por  general José Félix Uriburu.

A propósito, Víctor comenta que “Siempre existieron dudas sobre la participación o no de don Ata en ésta revolución, sin embargo son numerosos los biógrafos e historiadores que documentan su presencia en éste intento por restaurar la democracia. Félix Luna, entre ellos. Yo mismo encontré numerosos documentos sobre este hecho en los archivos de la biblioteca de Sadaic.

Hay que recordar algo: La operación de los Kennedy fue de tipo armada y consistió en tomar la comisaria de La Paz por la fuerza, cosa que, simultáneamente, debía suceder también en otras localidades según el plan que se había trazado con mucho tiempo de organización. Finalmente, solo el grupo liderado por los Kennedy logra el objetivo, por lo que quedan aislados y, sabiéndose vencidos, deben emprender una fuga casi de película hasta lograr exiliarse en Uruguay… Bien, hace un tiempo, estando yo justamente en La Paz, comento en una charla que estaba brindando que estaba preparando un libro sobre Atahualpa en Entre Ríos y cito lo de su participación en los hechos sucedidos hacia tantos años en esa ciudad. Al finalizar la misma, un amigo muy relacionado con la cultura del lugar me dice que yo estaba equivocado, que Yupanqui no había sido partícipe de aquello. Su fundamento se basaba en que, en el libro que el oriental Yamandú Rodríguez había escrito sobre los Kennedy a poco de la llegada de éstos y del resto de los exiliados a Uruguay, no se lo mencionaba en ningún momento como integrante del grupo aquel. Y la verdad es que, efectivamente, esto era así… Sin embargo, mi amigo no tenía en cuenta algunos detalles: En primer lugar, es el mismo Yamandú quien aclara que no da nombres propios por una cuestión de seguridad de los integrantes de esa patriada y la de sus familiares, debido a lo reciente de los hechos y a fines de evitar represalias sobre ellos. Es decir, es cierto que no nombra a Yupanqui… pero tampoco nombra a ningún otro del resto del grupo… Y además, y tal vez lo más importante, Atahualpa Yupanqui no era nadie, aun no existía, todavía se llamaba Roberto Chavero. Cambiaría su nombre cuando comienza a realizar grabaciones algunos años después. Por lo tanto, era uno más de ese grupo y no destacaba por sobre el resto”.

 

Yupanqui, en sus años de adolescencia y primera juventud era “Yrigoyenista perro, igual que mi padre”, lo cual es lógico si tenemos en cuenta que don Chavero, su padre, era ferroviario, una rama que en su mayoría, eran seguidores del caudillo radical a raíz de las mejores laborales  que les había otorgado. También es sabido que participaba en peñas organizadas por sectores radicales sin cobrarles un peso, por pura “solidaridad política, nomas”. Fue algunos años después que su pensamiento ideológico se volcó hacia el comunismo.

“Pero además de los documentos históricos que sitúan allí a Yupanqui, existen otras pruebas que son sumamente evidentes. Es cuando los Kennedy deben huir de La Paz que Yupanqui desaparece de nuestra provincia y también, como el resto del grupo, se va a Uruguay, de donde vuelve recién en 1934 cuando se declara la amnistía para todos los partícipes de esa revuelta… O sea, dos más dos, es cuatro!(Risas). Yo creo que, si no hubiese tenido necesidad de exiliarse, Yupanqui tal vez jamás se hubiese ido de nuestra provincia y otra hubiese sido la historia… Aun así, cuando vuelve de Uruguay, vuelve a pasar por aquí y se va a radicar a Rosario, donde forma un dúo con otro guitarrista de apellido Gandino que era entrerriano, pero esa es otra historia… Eso sí, a pesar de formar parte de este hecho que dejo varios muertos, Yupanqui estuvo dispuesto para cualquier tipo de tarea como revolucionario, excepto empuñar un arma. La restitución de la democracia también necesitaba a hombres leídos, reflexivos y decididos como él”, concluye  Acosta.

 

En el tiempo trascurrido en nuestra provincia, y aun en años posteriores, don Atahualpa supo entablar relación y estrechar fuertes vínculos de amistad con numerosísimos entrerrianos que, en muchos casos, se convirtieron en nombres ilustres del periodismo y la cultura de ésta región.

“ Una de las satisfacciones más lindas en esto de investigar y obtener información para el libro, fueron las horas y horas de charla que tuve con Carlos Santa María.El comienzo de la relación entre ellos dos fue extraordinaria: A mediados de la década del 60’, Yupanqui ya era un artista universal y uno de los mayores exponentes de la música latinoamericana cuando, entrevistado por la revista “Folcklore”, le preguntan sobre su visión en cuanto a los jóvenes valores que aparecían por montones haciendo música criolla… Hay que recordar que Atahualpa siempre fue una persona frontal, crítica y hasta lapidaria con sus opiniones. No le agradaba la forma en que, según su criterio, muchos jóvenes aprendían dos tonos y se largaban a cantar sin tener una base sólida y, muchas veces, hasta desconociendo de que hablaban en sus canciones. La cosa es que, ante esa pregunta, Yupanqui no duda en afirmar que “… En estos momentos, la decadencia se está acusando en sus formas más públicas. No niego que haya artistas jóvenes de buena fe. Los hay también honestos y que están en buen camino, como Carlos Santa María, por ejemplo…”

“Te imaginas?!”, se emociona Víctor,“Fue el reconocido conductor radial Miguel Franco quien pone en aviso a Carlos sobre esta declaración, y logra que llame telefónicamente al maestro para agradecerle su concepto. Carlos no solo lo conoció, sino que entablaron una respetuosa amistad en la que, incluso, Atahualpa aceptó gustosamente que el diamantino musicalizara dos poemas suyos: “Quisiera tener un monte” y “Poema a la guitarra”. Hay que destacar que Don Ata era muy remiso a elogiar por elogiar nomas, por eso cobra aun muchísima más dimensión el hecho de que firmara un profundo pensamiento en la contratapa de “Campesino”, el disco que Santa María grabara en 1972.”

“No puedo dejar de mencionar que, así como Yupanqui fue amigo y el máximo referente para Carlos, también lo fue con VíctorVelázquez, Miguel “Zurdo” Martínez y, claro, Linares Cardozo quien, inspirado por la misión de Atahualpa de recopilar e investigar el canto del viento de otras zonas del país, decidió hacer lo mismo en Entre Ríos. En la mayoría de los escenarios del mundo que piso, Yupanqui solía recitar un poema extraordinario llamado “Testimonio Final”… Lo que muchos ignoran es que no es de su autoría, sino que pertenece a un periodista y escritor crespense que fue un gran amigo suyo: José Eduardo Seri. Era tan profunda la amistad y la admiración que se tenían que, a la muerte de Seri, Yupanqui le escribió un poema de una sensibilidad profundísima”.

 

“Celebro mi destino                                                                                                                             

de sentir como siento

de vivir como vivo

de morir como muero.

 

                                                  Y porque lo celebro

y soy al fin la nada

de la sombra de un verso

os digo; Muchas gracias!

 

                                                  Muchas gracias, señor,

de la vida y la muerte, 

por ser apenas esto,

brizna efímera y leve…”

                                                   (“Testimonio Final”)

 

“Otro aporte inmenso para lograr  éste trabajo, me lo brindo el Dr. Domingo Nanni, de la ciudad de Paraná. Esta extraordinaria persona fue muy amigo de Yupanqui hasta el día de la muerte del juglar, y posibilitó que tenga acceso al intercambio epistolar  que mantenían a menudo. Muchas de esas cartas escritas por Yupanqui cuando andaba de gira por Europa o Japón… Hay una de esas cartas en la que don Ata, le escribe a Nanni pidiéndole que organice una cena en Paraná para las nochebuena de  1966 y que, a la misma, invite al “Cacique Marcelino Román y a Linares Cardozo”, para, al otro día,pasar Navidad en Rosario del Tala…”

Alguna vez, el humorista gráficoCrist, publico en el diario “Clarín”un “chiste” en el queaparecía una caricatura de Yupanqui con la leyenda “No hay pago como mi pago, viva la Place de la France”, haciendo referencia a que el artista, cantaba “cosas del pago” pero se iba a tocar a Francia. 

“El Dr. Nanni se sintió indignado ante esta publicación y escribió una dura carta a “Clarín”, que a la vez también apareció en “El Diario” de Paraná, donde no solo manifiesta que es una falta de respeto al “artista argentino reconocido y premiado mundialmente”, sino que recuerda que, si alguna vez Yupanqui llegó a Paris, no fue por propia voluntad sino que fue obligado por la prohibición que pesaba en el país sobre su obra y sus posibilidades laborales. A la vez, Nannirecrimina en esa nota al gobierno de la Ciudad de Buenos Aire el hecho de negarle a Atahualpa el nombramiento de “Ciudadano Ilustre”, a pesar de tener fijada su residencia allí desde hacía años.

A raíz de ésta carta, no solo Crist tuvo que pedir disculpas públicas, sino que un par de años más tarde, Yupanqui fue declarado “Ciudadano Ilustre”,.. Y todo gracias a la intervención de su amigo entrerriano”, afirma Acosta.

 

La tarde se apaga lentamente sobre la ciudad de Diamante y, mientras los últimos rayos dorados persisten en ingresar por los ventanales, Víctor Acosta nos revela su, tal vez, sentimiento más íntimo que le produjo el parir este nuevo libro:

“La intención de este libro, fue la de documentar el amor que Yupanqui tenia por ésta comarca de chicharras , por su gente y por todo lo  aquí vivió y fue fundamental para su vida y su obra: Aquí  compartió historias, cantó, hizo su rancho, sufrió, fue feliz, se jugó el pellejo, fue padre,.. Fue uno más de los entrerrianos y, no solo jamás olvido esa etapa, sino que la recordaba y destacaba permanentemente… Sigo agradeciéndole al maestro su enorme obra, y le pido perdón si no he estado a la altura de sus profundísimas reflexiones, pero sigo aprendiendo de él leyendo y releyendo su obra. Humildemente, me siento un ignoto alumno del mejor de los maestros. No estoy seguro de que me hubiese aprobado, pero si estoy tranquilo porque, creo, he seguido su huella. Alguna vez, Yupanqui escribió: “La guitarra entrerriana tiene una gran misión: Dar el paisaje”… Y que otra cosa hemos hecho con “Las Voces de Montiel”?Qué han hecho “Los del Gualeyan”, “Los Chamarriteros”, “Los HermanosSpiazzi”, el “Dúo Calandria” y tantos otros?.. Qué hacemos?... Justamente eso, que es nuestra misión: Dar el paisaje.”

 

“Rastreando la huella de los cantos perdidos por el viento, llegue al país entrerriano. Sin calendario, y con la sola brújula de mi corazón, me topé con un ancho rio, con bermejos barrancos gredosos, con restingas bravas y pequeñas barcas azules. Mas allá las islas, los sarandisales, los aromos, refugio de matreros y serpientes, solar de haciendas chúcaras. Lazo, puñal, silencio, discreción.

Me adentre en ese continente de gauchos, y llegue a Cuchilla Redonda, desde Concepción del Uruguay. Llevaba un papel para Aniceto Almada. Y días después -hacen ya treintaitantos años-, crucé por Escriña, Urdinarrain, y fui a parar a Rosario del Tala…”

                       ATAHUALPA YUPANQUI

 

08 de Octubre de 2017.

ATAHUALPA YUPANQUI Primera parte

Hace unos meses, leyendo “El Canto Del Viento”, esa magnífica obra de don Atahualpa Yupanqui, quedé completamente convencido que, tal como sostienen los grandes escritores que se han dedicado investigar sobre la vida y el legado del gran juglar argentino, es éste trabajo el que mejor lo representa.

En él encontramos relatadas poéticamente las memorias de don Ata sobre sus años mozos, cuando aún era Héctor Roberto Chavero y estaba muy lejos de, siquiera, soñar con dedicarse al canto. Aun así, describe maravillosamente sus andanzas por los rincones de la patria y todo lo que vivió, conoció y respiró. Sus pensamientos, sus sentires, su indomable deseo de ser un eterno trashumante y el paisaje, siempre el paisaje que lo atraviesa de lado a lado como una certera puñalada. Es decir, no es ni más ni menos que el relato de la gestación del artista que, años después, seria conocido como Atahualpa Yupanqui.

Dos hechos me emocionan y a la vez me despiertan curiosidad con esta obra: El gran porcentaje de la misma dedicado a su paso por Entre Ríos y el párrafo que, textualmente, dice:

 “Flotaban en el aire entrerriano los versos de Fernández Espiro, de Andrade, de Panizza, de Saraví… Allá, por Feliciano, el moreno Soto levantaba sus coplas en la noche, entre elgramillal de los Kennedy. En Diamante se desvelaba el chango Tejedor, la más dulce voz deesa costa…”

Quien fue el chango Tejedor?..  Como podía ser que las personas relacionadas a la cultura y a la historia de nuestra ciudad jamás hubiesen oído hablar de él?... Y lo que era aún más extraño, como se explicaba que mucha gente supiese que Yupanqui vivió un tiempo en esta provincia y que, a la vez, se desconociese casi todo sobre sus vivencias en ese período?

Era extraño, realmente.

A las pocas semanas me entero de un hecho que podía echar luz sobre lo que, para mí, era todo un misterio: Víctor Acosta, el poeta, músico, compositor y escritor diamantino publicaba su séptimo libro titulado “Con Yupanqui y en Montiel - Rastreando sus huellas por Entre Ríos”.

Concerté una charla con él para que me contara sobre su trabajo de investigación, el cual ameritó la publicación de ésta obra, y los misterios que fue develando en su andar tras los pasos de don Ata por estas tierras.

Me recibe en el sitio donde diariamente desempeña su trabajo y en el que, tal vez, ambos nos sentimos más que cómodos: Una biblioteca. No se me ocurre un mejor marco para hablar sobre un hombre que se sentía orgulloso de haber nacido en una “familia pobre, pero con libros”, y que su misma formación autodidacta lo llevó desde muy temprana edad a conocer, no solo a autores argentinos de temática costumbrista, sino también a Cervantes, Nietzsche o los clásicos griegos.

“En realidad esto comienza hace mucho tiempo. Una vez, escuchando su milonga “Sin Caballo y En Montiel”, me puse a analizar detenidamente cada estrofa y llegué a la conclusión que en cada una de ellas había muchísima información… Es decir, creí estar seguro que no era una obra para tomar así nomás, como al paso, sino que cada estrofa tenía un misterio a develar, algo mucho más profundo que, por supuesto, tenía estrecha relación con Entre Ríos, que es lo que a mí me interesaba.

Fue así que al pasar los años, comienzo a investigar sobre el tema aunque sin saber si lograría reunir material suficiente como para un libro. Si a poco de transitar el tema llegaba a mi techo, seguramente abandonaba el proyecto porque, me parecía a mí, era innecesario un trabajo de dos o tres páginas cuando ya grandes escritores y periodistas como  Fiorotto o Riani lo habían hecho… Por suerte, había mucho más por conocer.

 El título del libro lo elegí haciendo un paralelismo con la milonga de Yupanqui, porque fue ella la que despertó en mí el deseo de asomarme a éste tema.”, nos cuenta  Víctor.

En 1929, con 21 años, el joven Chavero decide dejar Buenos Aires después de haber pasado necesidades por más de tres años, y elije como destino la provincia de Entre Ríos. Su situación económica era tan precaria que, como cuenta en “El Canto del Viento”, debió vender hasta su guitarra para poder trasladarse junto a su esposa hasta ésta parte del litoral argentino.

“Fijáte vos”, continúa Víctor, “El sentimiento que tenía por Entre Ríos y lo importante que fue en su vida que, de esa obra, tres capítulos completos son dedicados a nuestra provincia: “Entre Ríos”, “Sin Caballo y en Montiel” y “Genuario Sosa, un entrerriano”. A propósito de este último relato, contactándome con el prestigioso paleontólogo Schubert Flores Vassella, descubro en su trabajo “Hombres y caminos. Yupanqui, afiliado comunista”, que el relato sobre Genuario lo había escrito en la década del 40’ aunque se lo conoció en el 65’, cuando se publicó “El Canto…”… La única diferencia entre uno y otro es que en el libro, suprime del original un breve párrafo en el que alude a la persecución política que sufría al momento de escribirlo, seguramente para no generar el mal entendido de que hacía referencia al gobierno actual… Viste como termina ese relato sobre Genuario?: “…Ahora, desde hace un tiempo, descansa bajo los talas, en un perdido rincón de Cuchilla Redonda. Tierra entrerriana lo cubre. ¿Qué mejor bandera?”… Que cosa más bella…”

En el tiempo que estuvo en Entre Ríos, Atahualpa residió en diversos lugares como Sauce Norte, Altamirano o Urdinarrain para, finalmente, radicarse en Tala, en el centro de la provincia de Entre Ríos, donde decidió armarse su rancho. En todo ese periodo, debió realizar los más diversos oficios para paliar la pobreza, la mayoría de ellos muy ingratos. Es en Tala donde funda el diario “La Voz de El Tala”, en el que escribía columnas sobre asuntos sociales como casamientos o bautismos y, como sobraban columnas en blanco las llenaba con poemas de autores como Pedroni o YamandúRodriguez. Después de algunos pocos números, el diario cierra por “abundancia de escasez”.

“Es estando en Urdinarrain, donde subsistía trabajando  en los galpones de Goldaracena, que nace su primera hija, otro hecho importantísimo que lo une aún más a Entre Ríos. Yo tuve acceso al acta de nacimiento y descubro un hecho muy curioso. En la misma consta que comparecen ante la autoridad pertinente el sr. Chavero, Héctor Roberto, de 30 años de edad junto a su esposa Martínez, María Alicia, de 30 años, quienes declaran que el día 28 de Julio de 1931 ha nacido una hija en común que llevará el nombre de Alma Alicia… Lo curioso es que en el año 31’, Atahualpa tenía 23 años (nació en 1908), y no 30 como declara en el acta… Por quéhace ésto? El motivo es que en esa época estaba mal visto que la mujer fuese mayor que su esposo. María Martínez si tenía 30 años, pero Atahualpa, siendo menor, declara, como un acto de grandeza, tener la misma edad de su esposa. María Alicia Chavero falleció muy joven y no dejódescendencia.

Gracias a Hugo Spiazzi, tuve la oportunidad de acceder a un reportaje que oportunamente le realizara, antes de que ésta falleciera, a la hija de la persona que le prestaba la guitarra a Yupanqui… Y por qué digo que era ésta guitarra la que le prestaban a don Ata y no otra? Bueno, es simple: Porque con otra guitarra no podía tocar. Yupanqui era zurdo y, para ejecutar el instrumento, debía tomarse el trabajo de cambiar completamente el orden de las cuerdas. Es decir, nadie podía utilizar la guitarra con la que tocaba él, por eso éste señor, Juan Araujo, le prestaba ese instrumento en particular para que la utilizara exclusivamente. Esa misma guitarra, con su firma en la caja, se encuentra exhibida en el museo de Urdinarrain… Y en ese mismo reportaje, relata Acosta,ésta señora, ya anciana, recordaba que su madre y algunas tías siempre contaban que cuando nació la hija del “Negro” Chavero, como lo llamaban, eran tan pobres que entre todas las madres se juntaron para tejerle batitas y ropitas para regalarle a la nena. Era terrible la pobreza que tenían…”

Fue también en Tala donde trabó  una relación de amistad muy afectuosa y profunda con dos “horcones entrerrianos”, a los cuales hace referencia en “Sin caballo y en Montiel”: Cipriano Vila y Climaco Acosta.

Atahualpa, en ese contexto, se fue haciendo del sentir entrerriano. Su guitarra, que siempre lo acompañaba, le regalaba sus sonidos para acompañar  las poesías que inspiraban sus nuevas musas: La idiosincrasia del entrerriano, el río y el monte, pero también la situación social de desigualdades que veía en todos lados. Es en éste marco donde, nos cuenta Víctor, Atahualpa tuvo la, tal vez, mayor revelación de su vida:

“ De todas las emociones que iban apareciendo en este camino de rastrear sus pasos por la provincia, hay una que fue más que especial: Atahualpa descubrió su vocación en la maraña de la selva montielera. El mismo lo dice!... Vivió en un ranchito de paja y barro a orillas del Gualeguay, se levantaba todas las mañanas con el canto de los pájaros y el sonido del agua al correr, andaba a caballo por toda la región… Ese entorno determinócuálsería su destino!”

 

“Allí – cuenta Yupanqui – me reencontré con el paisaje, y descubrí la hondura de mi vocación…”

 

(Continuara)

 

23 de septiembre de 2017.

Hoy: Tránsito Cocomarola

“El chamamé es más importante que el tango en términos identitarios, porque representa como ninguna otra expresión musical la compleja mixtura de las comunidades autóctonas y las de quienes llegaron a estas tierras, conquistadores e inmigrantes", sostiene el académico francés Michel Plisson, etnomusicólogo de la Sorbona y uno de los mayores especialistas en mestizajes musicales en América Latina.
Lejos de querer entrar en polémica alguna sobre que expresión es más o es menos que otra, es innegable la representatividad y vigencia que tiene este género en lo que fuera la región guaranitica: El litoral argentino y parte de Paraguay y Brasil. A tal punto es así que deja de lado todo asunto limítrofe y, hoy por hoy, se reconoce culturalmente a toda esa zona de Sudamérica como “NACION CHAMAMECERA”.
Hace unos días, el 19 de Setiembre, celebramos el “DIA DEL CHAMAME”porque, claro, una manifestación popular de esta talla merecía tener una fecha para honrarla en forma más que especial.
La idea surgió hace unos años a raíz de una ley de la provincia de Corrientes que, rápidamente, se extendió al resto de las provincias y muy pronto fue Ley Nacional, y se eligió esta fecha porque fue el 19 de Setiembre de 1974 el día en que falleció Don MARIO DEL TRANSITO COCOMAROLA.
Podría haberse elegido el día de su nacimiento para esta conmemoración, o acaso la fecha en que se registró o grabó“KILOMETRO 11”, su obra más difundida y, por aclamación popular, el “Himno al Chamamé” por excelencia,… Pero no, fieles a nuestra tradición histórica, evocamos la importancia y las obras de cierta gente en el día de su muerte, como si el hecho de dejar físicamente este mundo hubiese sido el mayor y más destacable de sus aportes.
Y quien fue Cocomarola? Bueno, ni más ni menos que uno de los pilares fundamentales de esta historia, creador de una de las “escuelas chamameceras” más importantes e influyentes junto a Tarrago Ros, Ernesto Montiel e IsacoAbitbol…(Yo agregaría algunos nombres más, como el entrerriano Abelardo Dimotta).
Verdadero prodigio del bandoneón, las raíces musicales del niño Transito parecen ajustarse a la teoría de Plisson que citábamos al comienzo: Influencia de todo lo guaranítico por el lado de su madre e influencia europea por parte de su padre, inmigrante italiano y acordeonista aficionado.
La figura paterna fue sin dudas la que signo su destino al comenzar a ejecutar el acordeón a los 8 años y, a la muerte de su progenitor y obligado por los apremios económicos, a trasladarse con su familia de su San Cosme natal a Corrientes capital, donde con solo 13 años y a efectos de colaborar con la economía de los suyos, comenzó a tocar en locales nocturnos.
“Entre de golpe a lo artístico, por necesidad más que por vocación”, confesaría muchos años después.
Siendo aún adolescente se incorpora a la Orquesta Folklórica de Corrientes, un paso que fue trascendental para su vida ya que fue allí donde, alentado por músicos de mayor edad, se dedicaría al instrumento que, si de Chamamé hablamos, seria sinónimo de su propio nombre: El Bandoneón.
Ya con el instrumento que sería su inseparable compañero integro diversas agrupaciones en Corrientes, decidiendo más tarde mudarse a Rosario en búsqueda de mejores oportunidades artísticas para, después si, radicarse en forma permanente en Buenos Aires (Parece que ya en ese entonces, Dios tenía su oficina de atención allí)… Fue en la Capital que, participando en la grabación de una agrupación llamada “Los Hijos de Corrientes” que dirigía otro histórico, Emilio Chamorro, es escuchado por un directivo del poderoso sello “Odeón” quien no solo lo alienta a hacer como solista su propio camino musical, sino que le ofrece un contrato discográfico.
Comenzaría de esta forma una nueva época para el Chamaméya que, contrariamente a lo que muchos creen, Cocomarola no era un músico tradicionalista, sino que fue un verdadero innovador  cuyos aportes creativos cambiaron para siempre las estructuras de la música del Litoral.
Hasta ese momento, la mayoría de los conjuntos chamameceros estaban conformados por al menos ocho integrantes. Algunos llegaban a estar integrados por más de diez. Don Transito cambio totalmente ese concepto en 1942 cuando apareció con el “Trio Cocomarola”, incorporando simultáneamente la modalidad del dúo de voces, un hecho verdaderamente renovador ya que, hasta ese momento, solo se utilizaba la voz solista.
En 1959 volvió a sacudir los patrones usuales delChamamé al incorporar el trio de voces, algo totalmente novedoso en ungénero y en un momento en el que, la mayoría de sus agrupaciones más importantes, seguían presentándose con dúos de cantores, tal cual lo había impuesto Cocomarola  muchos años antes.
Otro gran aporte de este verdadero creador fue su faceta autoral, llegando a componer más de cuatrocientas obras, muchas de ellas con letras de los más destacados poetas de ese tiempo como Armando Nelly,Odilio Godoy u Osvaldo Sosa Cordero.
Allíestá la ya citada “Kilometro 11”, pero también otras grandes creaciones como “El Kangui”, “Laguna Totora”, “Bañado Norte”, “La Colonia” y, por supuesto, un tema que trascendiómásallá de las fronteras de nuestro país y del continente: “Puente Pexoa”.
Este tema, originalmente compuesto en ritmo de Rasguido Doble, ha sido versionado por diversos cantantes y orquestas alrededor del mundo… He leído muchas veces que incluso fue grabado por el mismísimo Frank Sinatra aunque, creo yo, esta es una de las tantas leyendas que relacionan a “La Voz” con nuestro país. (Otra leyenda que por años circuló refiere a que Sinatra, siendo un niño, supo el destino que quería para si cuando vio cantar a un consagrado Carlos Gardel en los estudios de la NBC y que, incluso, el Morocho le había aconsejado  abandonar el vagabundeo por las calles y ocupar su tiempo y su vida en algo creativo. El canto, por ejemplo… Pero esa es otra historia).
En lo personal, por más que he buscado pacientemente, jamás encontré testimonios serios de que Sinatra haya llevado al disco “Puente Pexoa” alguna vez pero, aunque esto no sea cierto o al menos, aunque no se lo haya podido probar hasta el momento, esta historia nos sirve para tener una idea de la trascendencia que ha tenido esta obra.
Con las más de sesenta placas discográficas que Transito Cocomarola registró para la posteridad, definió un estilo chamamecero cuya innegable huella llega hasta nuestros días y sigue marcando un camino hacia el futuro.
El anfiteatro donde se realiza la fiesta mayor de esta expresión musical lleva su nombre. Es una de las formas que Corrientes ha elegido para agradecer el inmenso aporte que este extraordinario artista ha realizado al Chamamé, serio candidato a ser declarado por la UNESCO “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.

“… Hombre, paisaje, sosiego,
todo es uno amalgamado
para dar en chamamé
lo que callan mis paisanos...”

OSVALDO SOSA CORDERO

 

Escribe: ENZO RODRÍGUEZ  especial para www.diamanterado.com

 

3/09/2017

La definición más usual para el término LEYENDA dice que se trata de una “Narración popular que cuenta un hecho real o fabuloso adornado con elementos fantásticos o maravillosos del folclore, que en su origen se transmite de forma oral”.

Siempre he pensado, y el paso del tiempo no ha hecho más que reafirmarme en esa idea, que en mis pagos estos SEÑORES (Así, con mayúsculas) conocidos como LOS PRÍNCIPES DEL COMPÁS, realmente se ajustan a esa descripción, aunque con una pequeña salvedad: Fueron reales y lo que se pueda decir de ellos, no son meros adornos fantásticos desde un sentido ficticio o imaginario, sino que describe fehacientemente lo magnifico de su arte.

En 1957, eran aún alumnos de la Escuela de Comercio “Justo José de Urquiza” de Paraná cuando, estimulados por la directora, coincidieron en crear un grupo musical con el fin de formar parte de los festejos del aniversario de la institución. Seria esta presentación la que determinara que un año después debutaran profesionalmente como orquesta “característica”, incluyendo en su repertorio tangos, valses, fox-trot, pasodobles y, posteriormente, gaitas y ritmos propios de lo que sería conocido como la “Música de Cuarteto”, proveniente de Córdoba.

“Los Príncipes del Compas” aportaron calidad, personalísimo estilo y buen gusto a la música popular, logrando hacer bailar a más de tres generaciones y dejando un enorme legado artístico y una línea que continua hasta nuestros días con excelente salud en “Los Príncipes”, siendo de esta forma una de las bandas con más años de trayectoria en actividad.

Además de su profesionalidad y seriedad, sin dudas una de las razones de su éxito fue el hecho de que jamás se estancaron musicalmente, sino que evolucionaronen forma constante marcando tendencias y creando una escuela que fue seguida y tomada como ejemplo por muchos grupos que intentaban repetir una historia que, de antemano, se sabía irrepetible.

Entonces, no es casual que estos muchachones formen parte de la banda de sonido de la vida de muchísimas personas de las más diversas edades. La sola mención de su nombre era sinónimo de respeto, de calidad y de convocatoria asegurada de verdaderas multitudes, al punto que hasta llegaron a formar parte de los dichos populares: “A fulano de tal lo expulsaron del partido de futbol y tiene más fechas que los Príncipes del Compas”.

Sera por eso y por muchas otras cosas difíciles de explicar que, desde hace unos días, estoy escuchando sus discos con los que me he criado (Y mal criado!), y me sigo maravillando con ese sello musical inconfundible, con su inolvidable repertorio y esa precisión de reloj… Y comienzan a aparecer algunos de los nombres que forman parte ésta leyenda:SANTIAGO “NENIN” SATLER, su bandoneonista y director desde siempre, MIGUEL “LOBO” MENDOZA, GOYO CORONEL, FABIAN FRIZON, GUSTAVO“ KOKY” SATLER. Dos queridos nombres diamantinos como ALDO “NEGRO” REYNOSO y WILTON OSAN y, claro, las inolvidables y personales voces de ORLANDOMARINI, RICARDO GALVAN, MIGUEL AMOR, OSVALDO MIRO, GERARDO FARIAS y JORGE PESOA, entre otros...

Y los recuerdos continúan… Y vienen a mí esas imágenes de tardes de sábado donde había que terminar deprisa las actividades del hogar (Baño de los más pequeños incluido) para, entonces sí, disponerse con total tranquilidad y suma atención, a cumplir con el impostergable ritual de escuchar “La Hora Príncipe”, el programa radial que por más de treinta años se emitió por LT 14 con la conducción de un grande como don Luis Perriere , y que nos permitía no solo recorrer toda su discografía, sino también enterarnos en que pistas, clubes, escuelas o salones se podía bailar esa noche con el “Ritmo Príncipe”.

O aquella vez cuando siendo niño aun y acompañado por algunos mayores, pude verlos en vivo por primera vez en el Parque España de Diamante junto al legendario “Cuarteto Fuego”, en los tradicionales bailes que cada Navidad, tenía a estos números como protagonistas… Y es que, aunque hoy parezca inverosímil, huboun tiempo que hoy resulta tan lejano,en que este tipo de eventos estaban destinados a toda la familia, y se vivían y disfrutaban como tal.

Y no puedo evitar rememorar con una sonrisa, una anécdota personal que solo algunos pocos amigos conocen. Alguna vez, siendo yo un adolescente, “Los Príncipes del Compas” se presentaron como tantas veces en el Club Ferro de nuestra ciudad. Para ser más exacto, ese baile se realizó en la parte exterior de la institución que hoy se encuentra techada y era el mismo grupo el que producía aquel espectáculo. Y como tantas veces también, el saldo de mis haberes me daba negativo, suerte que compartía con un par de amigos que no voy a nombrar en este momento. La cosa es que la situación económica, sumada a las ganas de ver al grupo, no nos dejaron otra alternativa que realizar la temeraria tarea de saltar el tapial sin pagar la entrada y esperar que la suerte juegue de nuestro lado. El tapial en cuestión era el que encuentra sobre calle Etchevehere.Sin pensarlo dos vecessalté  el muro si ningún tipo de problemas, ayudado por mi corta edad y los varios kilos de menos que poseía en ese momento…

La cosa es que cuando caí del otro lado, lo hice con tanta suerte que al incorporarme estaba parado al lado, mirándome, elegantemente vestido y de brazos cruzados el señor Santiago Satler, a quien no había visto desde el exterior porque se encontraba casi junto al muro, observando la numerosaconcurrencia que accedía al lugar aguardando por el comienzo del show.

Es de público conocimiento que el señor Satler, además de ser un destacado músico era todo un caballero, por lo que solo se limitó a decirme: “Buenas noches!”… Lo menos que yo podía hacer era intentar estar a su altura por lo que, arreglando apresuradamente mi ropa, correspondí educadamente a su saludo y me retiré en perfecto orden para mezclarme rápidamente entre los asistentes ya presentes… Esa fue la primera y única vez que intercambie palabras con el “Bandoneón Príncipe” , y para mí, más allá de las circunstancias, es un inolvidable recuerdo…

Como inolvidable fue también cuando, años después, con “Los Príncipes” ya conquistando el país, tuve el gusto y el honor de ver el retorno de “Los Príncipes del Compas” con todos sus legendarios integrantes que, hasta ese momento, se encontraban retirados, y comprobar aquello de “El zorro pierde el pelo, pero no las mañas” y que continuaban tan “inoxidables” como siempre…

Y es por lo que escucho en sus discos, por la cantidad de recuerdos que me ligan a su historia (Que es también parte de la mía), y porque este sentimiento es compartido con muchísimas personas,

que sigo pensando que esta página que comenzaron a escribir hace tantas décadas es una parte fundamentaly destacada de la cultura entrerriana y el folclore regional y que, aunque no tenga ni el reconocimiento oficial que merece, ni ocupe hojas en libros de grandes historiadores, si tiene el reconocimiento de corazón, el respeto, el recuerdo y el agradecimiento permanente de la gente que es quien verdaderamente mantiene viva la memoria de nuestros cultores. Al fin y al cabo eso eslo importante.

Por eso sigo sosteniendo:

En mis pagos, estos señores son leyenda…

ENZO RODRÍGUEZ

================================================================================

 

13/08/2017

Cuando se habla de "cantor solista", pero de cantor solista en serio, es decir, de alguien que canta con el solo acompañamiento del instrumento que ejecuta, la primera imagen que se me viene a la mente, es la del "Turco" JORGE CAFRUNE, quien hace pocos días hubiese cumplido 80 años…

Pocas figuras, que apelaron solo a su voz y su guitarra, me han conmovido tanto como él.

Este auténtico "cantor del pueblo", nacido en Perico del Carmen, Jujuy, hizo honor a este mote no solo porque en sus cancionesdescribíalas bondades del paisaje y del amor, y desnudaba las injusticias y el abuso de los poderosos sino que, a diferencia de otros artistas telúricos, Cafrune era realmente popular y respetado entre los más humildes. Tal vez porque se sentían identificados con su forma de ser, su sencillez, su gusto por entreverarse entre los paisanos, su bohemia, su autenticidad...

Hay algo, un motivo, una razón casi misteriosa para que este descendiente de sirio – libaneses siga cautivandoa una gran mayoría a pesar del tiempo de ausencia transcurrido…

Es innegable que resultabanmás que atractivos su aspecto bonachón, sus pilchas de criollo norteño que lucía en todo momento y en todo lugar y, claro está, su característica barba que le daba un aspecto de patriarca bíblico, pero sin dudas nada resulta más irresistible en él que la profundidad de su voz y esa manera inconfundible de acompañarse con su guitarra.

Asistimos hoy a sus viejas grabaciones en forma reverencial y expectante con la ansiedad con que los hombres de la edad media escuchaban a los juglares que traían relatos de lejanas comarcas, y no dejamos de maravillarnos y emocionarnos con las historias y paisajes del hombre del país y del continente que nos trae el trovador a través de sus obras… Porque, atención!!!...  Cafrune no era autor ni compositor de las canciones que formaron parte de su selecto repertorio, pero aun así eran “SUS CANCIONES”. La autoridad con que interpretaba y hacia suyo cada tema, servía casi como título de propiedad sobre ellos al punto de resultarnos más que difícil imaginarlos en la voz de otro cantor popular… “Balderrama”, “Santafesino de Veras”, “Zamba de mi Esperanza” o “Canción de Verano y Remos”, son unos pocos pero valiosísimos ejemplos.

Sus ansias de recorrer los caminos con el canto o a la cabeza de largas cabalgatas por este suelo, siempre investigando y recopilando aspectos característicos de cada región, lo llevaban a relacionarse inmediatamente con el paisano sencillo que era, en definitiva, el protagonista de lo que cantaba y también su principal destinatario… Pero Cafrune no era el único cantor de música criolla con estas características, sin embargo lograba congeniar y despertar la simpatía y el cariño entre la gente de una forma que lo demás no podían lograr. Por qué?

Se me ocurre a mí que además de sus aptitudes artísticas y humanas que ya mencionamos, otro gran motivo para lograr este magnetismo, es que el “Turco” jamás se entronó en poses intelectualoides  para mantenerse a distancia o a un nivel superior de sus seguidores, sino que “era uno más” y disfrutaba de ello.

Cafrune seguía siendo el mismo Cafrune que se veía en el escenario cuando bajaba del mismo y andaba de aquí para allá entre la gente de esta patria, o de cualquier parte del mundo como España, Italia o Estados Unidos,dondetriunfóllevando lo mejor de la música argentina.

Numerosos videos nos muestran la forma en que era recibido su arte en países del viejo continente.

Son muchos los testimonios que nos hablan de su generosidad, incluso con desconocidos artistas que luego llegaron a ser figuras más que destacadas, como es el caso de José Larralde, a quien Cafrune descubrió actuando en Huanguelén, el pueblo natal de “El Pampa”, y ahí mismo se lo llevó de gira con él …O cuando a sus presentaciones, para darles una mano y abrirles puertas,llevaba a un dúo uruguayo llamado “Los Olimareños” (Los cuales en su repertorio, tenían un tema oriental llamado “El Orejano” del cual Cafrune también se terminó “adueñando”).

Pero sin dudas, el ejemplo más significativo de su generosidad para con un par, sucedió en el Festival de Casquín de 1965 cuando, contradiciendo a lo dispuesto por la comisión organizadora, Cafrune cedió parte del tiempo de su actuación para presentar al público a una desconocida Mercedes Sosa, dando comienzo así a su increíble carrera.

Numerosos son también los testimonios de gente de ésta zona, que cuentan sobre sus visitas al festival de Diamante y de lo común que era encontrarlo durante el día en cualquier lugar de la ciudad, acompañado de quien estuviera cerca, y siempre predispuesto a la charla , el asado, el vino y, claro, la guitarra...

Hombre comprometido con la tradición y, fundamentalmente, con el presente y sus problemáticas, Cafrune fue un verdadero "galopeador contra el viento" que supo de jugarse el cuero desnudando verdades ante quien sea,y en momentos del país en donde denunciar cantando, conllevaba la posibilidad de ganar poco, o más bien perderlo todo...Y en ese panorama de las cosas perdió la vida en circunstancias más que siniestras cuando solo tenía 40 años.

Sedecía que los funcionarios de la dictadura consideraban que el canto de Cafrune era más peligroso que un fusil.

Unas semanas antes de su muerte, en el Festival de Casquín, se produjo un hecho que sellaría su suerte: Cafrune cometió la osadía de entonar una canción prohibida, “Zamba de mi Esperanza”, alegando que “aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar”.

Ambas cosas fueron imperdonables para los dictadores: Lo frontal de su comentario y la mención de esa “palabrita”: Esperanza.

 

“En esto que se suele llamar artístico, hay dos formas de concebir la vida: el hombre que piensa en la farándula, en la fama, en el brillo, en la creencia de que es un hombre extranormal , y nosotros, que somos del campo, que nos gusta cantar, andar por los pueblos, analizar la vida. Que no tenemos porqué venir a promover divorcios, peleas, conquistas y toda esa cuestión que para mí no tiene ningún sentido.”

 JORGE CAFRUNE

Escribe: Enzo Leonel Rodríguez

================================================================================

30/07/2017

“Tengo cuatro siglos de historia en el cuero

Mestizo es mi modo de ser y sentir

De los castellanos la lengua y el rezo

Y el hondo silencio del ser guaraní

Por eso es que quiero, Mercosur adentro

Pensando en los hijos que van a venir

Cantar nuestro modo de ser como pueblo

El soy porque somos de nuestro existir”

 

Los versos de Julio Cáceres delineanexplícitamente los pilares fundamentales en los que se apoyanLos de Imaguaré,la agrupación chamamecera que lidera desde hace cuatro décadas.

El Chamamé, autentica y sentida expresión del hombre de la región litoral, se ha caracterizado por su riqueza musical, plena de arreglos elaborados y de melodías bellísimas, casi desde que debutara en el discoen aquellas primeras grabaciones del paraguayo Samuel Aguayo en 1931.

Siendo Corrientes el principal centro creativo de esta manifestación, la inventiva y escuela formada por emblemáticos músicos de esta provincia muy pronto se expandió a todas las provincias del litoral y a países limítrofes como Brasil y Paraguay.

Aun así, en muchas regiones de Argentina se lo consideraba un género menor, relacionado más a bailes de dudosa moral y a hombres plagados de vicios, que al testimonio de un territorio. La discriminaciónha sido tal que, hasta no hace muchos años, no era extraño encontrar fiestaspopulares con la denominación “Festival de Folclore y Chamamé”,.. Como si ésta música no formara parte también del folclore al que se hace referencia.

 

“Los de Imaguaré” (del guaraní Ymaguare: antiguo, de antes, de tiempos remotos) nacieron en Corrientes capital en 1977 por iniciativa de Cáceres, que estaría a cargo de la voz y los recitados, y del acordeonista y bandoneonistaJoaquín Shéridan, más la impronta fundamental del padre Julián Zini, quien no solo aporto una poética innovadora,sino que también hizo hincapié en la importancia de conocer la historia del pueblo correntino, su fe y su ancestral culturaguaranítica, principios en los que se fundamentaría la novedosa propuesta artística.

Se podría decir que, manteniendo la riqueza de esa música heredada de sus mayores, la agrupación pondría en un sitio de gran importancia aquello que por siglos le fue negado alpatrimonio guaraní y su legado: La Palabra.

El Chamamé no solo sería un baile de pareja enlazada, ni serían sus letras solo descripciones de situaciones cotidianas del hombre sencillo y del paisaje en que habitaba. Ahora también sería una invitación a detenerse a escuchar y a verse reflejado en el espejo de una poesía más profunda, que abordaba temas que el género no había planteado antes, o al menos no lo había planteado con tanta hondura.

Sin recurrir nostálgicamente al pasado para idealizarlo, ha sido una constante desde sus inicios musiqueros no perder de vista jamás lo antiguo, bregando por un presente memorioso y esperanzado, y de esa forma crecer hacia lo nuevo desde la tradición.

El hombre es hoy, porque hay un ayer y cree en un mañana, es el pensamiento con el que han fundamentado por tantos años, el recorrer caminos con esta osada propuesta.

 

La obra de Imaguaré  se gesta con un sentido empapado de correntinidad pero, como todo arte verdadero, hace caso omiso a cualquier tipo de frontera y se abre en abrazo de unidad hacia toda ésta región y Latinoamérica.

Creaciones como “Memoria de la sangre”, “Niña del ñangapirí”, “Compadre, que tiene el vino”, “Nuestros sueños y la distancia” o “Sinceridad”, entre muchas otras, nos hablan maravillosamente de aquellos elementos que caracterizan “nuestro modo de ser” (“Ñanderekó” le llamaban los antiguos) como el sentido de pertenencia, la fe, la amistad, el amor  y  la reunión final de nuestros pueblos.

En estos cuarenta años de trayectoria fueron muchos los músicos que formaron parte del grupo, siendo Cáceres el único que permanece de la formación original. Pero más allá de los cambios, esta idea jamás decayó ni en calidad ni en convocatoria.La prueba está en que cada una de sus presentaciones se convierten en un verdadero rito de música, poesía, canto y danza, convocando multitudes. La excelencia musical sumada a la presencia y al decir de Julio, impacta, emociona e, incluso nos invita a reflexionar e indagar dentro de nosotros mismos sobre lo que somos (Para bien o para mal) y, sobre todo, que queremos ser… Ni más ni menos.

&



GUIA TELEFONICA

 

Buscar en DIAMANTE
 

 

TABLA DE POSICIONES

 
Boca Juniors
30
San Lorenzo
27
Unión de Santa Fe
22
Talleres de Córdoba
21
Huracán
21
Independiente
21
Colón de Santa Fe
20
San Martín de San Juan
20
Belgrano de Córdoba
20
10º Defensa y Justicia
18
11º Argentinos Juniors
17
12º Godoy Cruz de Mendoza
17
13º Estudiantes La Plata
17
14º Racing Club
16
15º Atlético Tucumán
16
16º Banfield
15
17º River Plate
15
18º Patronato
15
19º Vélez Sarsfield
14
20º Gimnasia La Plata
13
21º Rosario Central
13
22º Lanús
13
23º Temperley
12
24º Newells Old Boys
10
25º Chacarita Juniors
9
26º Olimpo de Bahía Blanca
9
27º Tigre
8
28º Arsenal de Sarandí
5
 




HORÓSCOPO

 
Acuario
ACUARIO (del 21 de enero al 19 de febrero)

No te apresures a emitir juicios sobre ciertas posturas de tu pareja antes de hacer un mea culpa sobre tus acciones. Te sentirás cargado de energía y amor durante la jornada. Demuéstrale tus sentimientos a tu pareja con una invitación sorpresa. Las disputas con tus superiores estarán a la hora del día durante la jornada de hoy. No te dejes llevar por los impulsos.Sugerencia: No siempre encontrarás una mano amiga a la hora de asistirte en situaciones complicadas de la vida. Aprende a desenvolverte solo.

 

MENSAJES EN NOTICIAS

 
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
17.45
17.85

 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
"El estado de derecho está en jaque"
El gobierno provincial llevó tranquilidad a los gremios en cuanto al sistema previsional
comunicado de prensa del bloque de diputados del PJ ENTRE RIOS
COMENZÓ LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS VIVIENDAS EN STROBEL
comunicado de prensa del bloque de senadores del PJ ENTRE RIOS
 

LO MAS LEIDO DEL AÑO 2017

 
VECINOS DE ALVEAR CORTAN RUTA 11
DIAMANTE FESTEJA SU 181º ANIVERSARIO
solicitada: JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE
El Trabajo de investigación del Instituto Santa María clasificó para México.
Cumple 25 años el Parque Nacional Pre Delta de Diamante
 


Diamante Radio - Entre Rios - © 2017 - Todos los derechos reservados


RadiosNet